El mapa de los fusilamientos

Posted by aliuzzi on febrero 23, 2011 | Sin Comentarios

Hacia el 23 de febrero de 1957 Rodolfo Walsh ya tiene cerrada gran parte de la investigación. Durante los últimos dos meses visitó el basural de José León Suárez, viajó hasta Florida (el barrio donde secuestraron a los fusilados), habló con los sobrevivientes y sus familiares y cerró la cuenta en 7 de la cantidad de hombres que escaparon aquella noche.

En el apartado “Breve historia de una investigación” (Pág 108) de la vigésima edición (Ediciones de La Flor) Rodolfo explica:

El 19 de febrero vi a Torres en la embajada de Bolivia. El 21 volví a verlo. Ese día se puede decir que quedó terminada la investigación.

Los informes suministrados por Torres eran asombrosos. No sólo confirmaban la existencia de Gavino. Benavídez, el de la lista oficial de ejecutados, no estaba muerto: estaba exiliado
en Bolivia. Y junto con él un sexto sobreviviente, a quien yo escuchaba nombrar por primera vez: Julio Troxler. Y acaso había un séptimo que, según versiones, estaba preso en Olmos.
Torres no recordaba su apellido. Sabía solamente que era muy común, algo así como Rodríguez… Consulté una lista de presos en Olmos. Cuando vi de nuevo a Torres, le lancé a 110
boca de jarro: –¿Díaz? Se le iluminó el rostro.
–¡Díaz! ¿Cómo hizo? –¿Rogelio Díaz? –Exacto.
La cuenta estaba completa. Rogelio Díaz era el séptimo sobreviviente.

Sin dudas los escenarios son fundamentales en esta historia, y Walsh los detalla impecablemente.

Florida , sobre el F. C. Belgrano, está a 24 minutos de Retiro. No es lo mejor del partido de Vicente López, pero tampoco es lo peor. El municipio regatea el agua y las obras sanitarias, hay baches en los pavimentos, faltan letreros indicadores en las esquinas, pero el pueblo vive a pesar de todo.

El barrio en que van a ocurrir tantas cosas imprevistas está a unas seis cuadras de la estación, yendo al oeste. Ofrece los violentos contrastes de las zonas en desarrollo, donde confluyen lo residencial y lo escuálido, el chalet recién terminado junto al baldío de yuyos y de latas.

Y prosigue:

Realmente es incomprensible. ¿Qué piensa Rodríguez Moreno? Siguiendo al oeste por la ruta 8, a unas diez cuadras de allí empieza un descampado de cuatro o cinco kilómetros, un verdadero desierto en la noche, que hasta tiene un puente sobre un río… Un escenario 46 perfecto para lo que se planea. Y sin embargo, dobla al norte, hacia José León Suárez, se interna en una zona semipoblada, donde sólo hay baldíos de tres o cuatro cuadras de largo.

En el siguiente mapa podrás apreciar la distancia recorrida por el camión de los fusilados desde el barrio de Florida hasta el basural de José León Suárez. Allí están geolocalizadas las casas de los fusilados, las estaciones de trenes y las comisarías donde estuvieron la noche del 9 de junio de 1956.


Ver Proyecto Walsh en un mapa ampliado

 

Filed Under: Investigación, Lugares, Personas

Responder

diario
fotografias
mapa

Ver Proyecto Walsh en un mapa ampliado